Maquillaje de palma de mano de lavadora

Aprovechar al máximo la lavadora es importante tanto por el bien de nuestro fiel electrodoméstico, como también (y sobre todo) por la limpieza y cuidado de nuestra ropa. Hay un truco, sin embargo, que además de conseguirnos una ropa fresca y perfumada, también puede permitirnos ahorrar dinero: es el truco de la palma.

Antes de cargar nuestra lavadora siempre es bueno tomar unas pequeñas precauciones para evitar desperdicios y conseguir un lavado perfecto: esto es lo que recomiendan los expertos.

El truco de la palma, qué hacer para una colada perfecta

Tener ropa limpia, fresca y perfumada no es imposible. A menudo, sin embargo, incluso una lavadora nueva o con algunos años de vida no nos da los resultados deseados. Malos olores, manchas persistentes y prendas arrugadas pueden ser solo algunos de los inconvenientes a los que nos tenemos que enfrentar después del lavado.

Para venir a nuestro rescate es un expediente muy simple e igualmente efectivo, el truco de la palma. Es un método que evita que la lavadora trabaje bajo tensión y que, en consecuencia, nos permite ahorrar energía mediante el control de la temperatura.

Si por un lado podemos ahorrar dinero lavando a menos de 30 grados y evitando medias cargas, por otro debemos tener cuidado de no sobrecargar en exceso nuestra lavadora. El riesgo es que tengamos que hacer la colada de nuevo porque las manchas más persistentes se hayan quedado en nuestra ropa favorita o, con un tambor demasiado lleno, la ropa pueda salir muy arrugada del lavado, obligando así a largas y aburridas sesiones de planchado.

El método para evitar todo esto es precisamente el truco de la palma, que te permite sacar el máximo partido a tu lavadora.

El truco de la palma, consejo de experto

Tener una colada perfecta es un juego de niños: el truco lo explicó un experto en el sector al Express: "Cargar correctamente la lavadora te puede dar mejores resultados de lavado" . El método es simple e intuitivo: el truco de la palma nos permite saber cuánta carga puede soportar nuestra lavadora.

Simplemente ponga su mano en el tambor de la lavadora y si hay suficiente espacio entre la carga de ropa a lavar y el tambor, entonces estamos haciendo que funcione de la manera correcta. De esta forma el agua podrá fluir correctamente entre nuestras prendas, así como el detergente circulará entre las prendas, lavándolas mejor.

Este pequeño truco nos permite saber cuál es el número perfecto de prendas que hay que poner en la lavadora, ni demasiadas ni pocas: cargar correctamente el tambor da mejores resultados, acorta los tiempos de lavado y ahorra agua y electricidad.Entre otras cosas, una carga que, aunque no parezca demasiado pesada cuando se coloca en la máquina, puede llegar a serlo cuando está mojada. Un peso excesivo podría desequilibrar nuestra lavadora y comprometer su rendimiento con el tiempo, teniendo que recurrir más a menudo a intervenciones técnicas pesadas.

Para quienes deseen lavar edredones u otras prendas de gran tamaño como mantas voluminosas, se recomienda introducirlas por separado, añadiendo algunas toallas para un correcto centrifugado.

Categoría: