No solo carne caducada, sino también frutas, verduras y otros productos: algunos supermercados deshonestos cometen el delito de liberar productos caducados, haciéndolos pasar por frescos. Además de constituir un fraude grave, esta es una acción que puede dañar al consumidor en términos de salud. Afortunadamente, sin embargo, la protección es posible. ¡Hoy veremos cómo!

Venta de alimentos caducados en el supermercado: así es como protegerse

Antes de ver cómo protegerse de la venta de alimentos caducados implementado por algunos supermercados deshonestos y recientemente llamado la atención de los consumidores por un conocido programa de televisión, debe señalarse que esta mala práctica no afecta absolutamente a todas las tiendas, sino solo a algunas. Sin embargo, solo se necesitan unos pocos para aumentar la confianza del consumidor.

Prestar atención siempre y en cualquier caso es algo bueno: como dice el dicho, "confiar es bueno, no confiar es mejor".

Es importante saber qué hacer para evitar la compra de bienes vencidos, sobre todo preenvasados, porque, además de la pérdida de dinero, la salud también desaparece. Consumir alimentos podridos o en mal estado ciertamente no es bueno y podría exponerlo a consecuencias desagradables. Dicho esto, veamos cómo evitarlo.

Productos envasados: a qué prestar atención

¿Alguna vez compró alguna fruta hermosa en una bolsa o fresas preenvasadas y, al día siguiente (o peor, el mismo día!) Cuando la abrió, ¿encontró mucha fruta dañada dentro? Bueno, si un control del personal a cargo de algunas frutas en mal estado puede escapar, si esto sucede a menudo, debería hacerlo reflexionar sobre el hecho de que tal vez no sea un error sino un hábito consolidado del supermercado.

Bueno, sí, debido a que los paquetes listos para la compra en el supermercado podrían ocultar algunas trampas: vender tanto como sea posible y evitar cualquier desperdicio, las frutas ahora deterioradas podrían ocultarse a la vista en detrimento del consumidor.

Por lo tanto, para evitar y contrarrestar estas técnicas de venta en detrimento del cliente, siempre prefiera la compra de frutas y verduras sueltas y sin empacar . Exactamente cómo lo hicieron nuestras abuelas y cuántos consumidores todavía lo hacen hoy.

Podrá tocar la calidad de cada producto, después de haberlo verificado personalmente: recuerde también que los productos ya empacados tienen un costo más alto que el producto a granel y, como si esto fuera poco, también generan una mayor cantidad de desechos plásticos.

Por lo tanto, evitar este tipo de compras le ofrecerá muchas ventajas:

  • Obtienes mejores productos
  • Consumirá cada onza de lo que compre (evitando tirar frutas y verduras secas)
  • Reduce el desperdicio de plástico
  • Gasta mucho menos

Esto se aplica no solo a las frutas, sino también a las papas, ensaladas, cebollas y todos los productos que puede comprar a granel (entre los que también recuerdo carne y pescado) eligiéndolos y pesándolos personalmente.

Los productos ya empaquetados le ahorran tiempo, lo sé, pero ¿no es mejor perder 10 minutos más en el supermercado por el bien de nuestra salud?

Categoría: