¿Eres también uno de esos que, mientras habla por teléfono o durante una reunión, llena las hojas de pequeños dibujos ? A menudo son líneas y formas sin sentido, hechas en cualquier hoja de papel que tenga a mano: una hoja de bloc de notas, pero también una servilleta o recibo. Según investigaciones recientes, tiene algo de qué alegrarse: de hecho, parece que las personas que tienen la costumbre de hacer garabatos están en mejores condiciones para mantener la concentración y el enfoque y almacenar nuevos conceptos .

Esto sucede porque el cerebro humano busca constantemente nuevos estímulos. Si el entorno externo no lo ofrece, solo el cerebro encuentra algo en qué concentrarse. Dibujar bocetos implica la planificación y los centros de concentración del cerebro, lo que nos lleva a ser más productivos.

La atención visual que prestamos a nuestros garabatos no impide escuchar, sino que es un medio para acelerar el aprendizaje . Incluso en la escuela, los garabatos pueden ser una herramienta eficaz: según algunos investigadores, incluso puede tener un mayor valor en el almacenamiento de información que la escucha activa.

Es por esta razón que algunas compañías importantes, como Apple, Dell o Disney promueven el garabato como un medio para aumentar la productividad entre sus empleados. También nació el Instituto Doodle, donde se le enseña a aprovechar al máximo el hábito de garabatear . Incluso se han lanzado al mercado tabletas gráficas y bolígrafos digitales diseñados específicamente para hacer garabatos, para aquellos que no pueden renunciar a la tecnología.

No necesita ser un diseñador experto: crear detalles, dibujar una forma o simplemente dibujar líneas sin sentido no cambia el resultado. El objetivo no es hacer un diseño hermoso, y mucho menos una obra de arte. Lo que importa es poder dividir los pensamientos en componentes visuales. Una forma simple y efectiva de recuperar la concentración, aliviar el estrés y atraer energía positiva.

Categoría: